Alreadybiz

abril 15, 2009

El ironman de los emprendedores

Filed under: consejos, difusión — sabina codarin @ 6:09 pm

1234

En el blog de Germán Echeverría encontré una entrevista al master de los emprendedores poco adinerados, y comparto esto porque con quien conversa café por medio es con Rodolfo Llanos; quien comenzó tan solo con 500 dólares un proyecto super interesante en el desarrollo de la idea y poco descanso para el cuerpo físico … entre tantas anecdotas profesionales y de entrecasa, nos muestra que es un Emprendedor con mayúscula (juak!) pues tiene la valentía, el coraje y la paciencia que requiere un proyecto para caminar hacia el éxito.

Acercate un poquito más, a las palabras y podrás descubrir la intensidad de las personas que intervienen en la entrevista; el relax es el disparador para que sea el producto que disfrutás:

Entrevista a Rodolfo Llanos

“los problemas se presentan cuando uno está muy cerca del éxito entonces los convierto en un problema más en mi camino hacia el éxito”


Si una persona nos contaba en el año 2002 que iba a crear una empresa para ofrecer aprender inglés a través de videoconferencias partiendo con un capital de 500 dólares hubiésemos creído que sus chances de éxito eran nulas o escasas. El terrible contexto económico y la penetración de Internet en el país eran dos datos altamente desalentadores. Sin embargo, Rodolfo Llanos apostó y creyó en su proyecto pese a las adversidades.

Si alguien nos dice que en el país no se puede emprender, que es necesario contar con amplios recursos, con estudios avanzados, capacitaciones costosas, gran cantidad de empleados, inversores, masters y demás, él nos viene a interpelar con su ejemplo y nos contagia su energía. Luego de siete años y un largo camino recorrido con Soloinglés nos cuenta su historia y derriba algunos mitos habituales en el mundo emprendedor.

La entrevista fue realizada en Buenos Aires en abril del 2009. Espero que les guste y los motive como él me motivó a mí! Leyendo esta entrevista se puede entender fácilmente cómo tantas personas lo apoyan en su  proyecto (podés ayudarlo votando al final del posteo). Gracias Rodo!

¿Comenzó difícil el año?

No, gracias a Dios las cosas salen pero nosotros tenemos una esctructura bastante vertical todavía y muchas cosas recaen en mí. Yo arranco a las 7:30 de la mañana y termino a las 2 de la noche.

El año pasado a fin de año exploté con un pico de stress y todavía estoy en tratamiento con el tema de los ataques de pánico. Hicimos una cuenta con mi mujer y en el último año no había dormido, de los treinta días del mes, más de dos días del mes seis horas. Dormía cuatro horas.

– ¿Cómo aguantabas?

No sé cómo aguantaba. La oficina cierra a las 2, llegaba a mi casa, comía algo, miraba por última vez los mails, respondía y me acostaba. A las 4 o 5 de la mañana me despertaba y como nosotros tenemos oficinas en Méjico (son 5 horas de diferencia con Argentina) entonces si alguien mandaba un mail a la noche lo recibía. Exploté, no me podía desconectar. Además se mezcla el entusiasmo por lo que estás haciendo porque yo no sé si fuera de otro trabajaría a este ritmo. A mí me entusiasma, es el sueño de mi vida poder decidir lo que se me canta. Toda mi vida quise hacer cosas y siempre tuve que ir a pedir permiso.

– Además es un proyecto en el cual venís trabajando hace mucho tiempo…

El año pasado explotó. Pasó todo lo que no había pasado durante cinco años. Salimos en los medios, conseguimos inversor, abrimos una oficina en Uruguay, en Méjico, lanzamos el producto de celulares, lanzamos Talkpipl.

A fin de año comenzó esta negociación, después la firma del contrato pero eso se comenzó en diciembre. En diciembre falleció mi suegra que estaba con cáncer todo el año. En el medio se enfermó mi mujer, sospechamos que podía ser algo relacionado pero gracias a Dios no. Murió mi abuela. Fue un año terrible. Me salía todo de primera en el plano laboral y en el plano personal parecía que tenía que compensar. Era la compensación de la vida.

El 7 fallece mi suegra, el 8 me llaman por teléfono de un fondo de inversión americano que querían reunión el miércoles siguiente, o sea, tres días después. Yo estaba con ataques de pánico, dolor en el pecho, todavía no había podido ir al médico, estaba destruído. Fui a la reunión y cuando estaba ahí digo: “Yo estoy mal pero no de salud, yo no puedo estar en esta reunión acá viendo el estado de salud que hoy tengo”. Hice la presentación de Soloingles y nos fue bien.

Recién me logré desenchufar el fin de semana pasado que me fui a Necochea tres días. Yo soy de ahí. Estuve todo el día en la playa, me junté con mi mejor amigo del secundario y alquilamos unas tablas de surf. Estuve tres días haciendo las cosas que hacía a los 17 años, todo el día en la playa y reviví ; volví con otra energía.

– ¿Ahora de qué manera pensás continuar? ¿haciendo algunas actividades distintas?

Teóricamente no puedo pasar mucho tiempo en la oficina. Estoy ahora yendo al psicólogo, haciendo análisis y voy a empezar a hacer yoga para bajar el nivel de stress. De todas maneras, lamentablemente yo creo que uno vive una sola vez y si no hacés todo lo que se te canta en esta vida que vivís, no tenés otra. Yo creo en Dios pero como no tengo garantías voy a tratar de vivir a full acá.

– Entonces va a ser una lucha constante…

No, estoy más ordenado, respeto las seis horas de la oficina. Por primera vez puse internet en casa. Yo no tenía, le robaba el wifi a los vecinos (risas). Nunca mi mujer quiso que yo tuviera internet porque me decía que iba a estar todo el día conectado. En cambio, ahora se me hace más fácil porque la notebook va descargando los mails. Yo hago mis cosas, estoy con los chicos, entro miro y los voy respondiendo. Voy a la oficina, a las reuniones. Antes estaba doce horas sentado frente a la computadora. Ahora trato de no hacer reuniones en la oficina.

Gracias a Dios tengo una socia de fierro acá en Argentina que es Carla (Albinati). Se puso en el lomo todas las oficinas mías de Argentina, mi socio de Uruguay lo mismo, mi socio de Méjico lo mismo, de Costa Rica también. Todos le han puesto el hombro a full. Pero por primera vez descubrí, cuando me trajeron desde Uruguay y pensaba que tenía un infarto, que uno no es inmortal.

– Claro además siendo joven uno cree que puede hacer todo…

Yo corrí dos ironman, corrí 100 kilómetros, estaba planeando ir en febrero al Aconcagua. Yo en mi concepción de mi cuerpo soy de piedra físicamente. Hasta que, por primera vez en mi vida, mi cuerpo está bien pero la cabeza no. Además soy muy fuerte mentalmente porque para hacer esos deportes tenés que tener una mente especial.

– También ese es un límite que a uno le marcan para fortalecerse de otra manera…

Yo tengo una concepción que los problemas se presentan cuando uno está muy cerca del éxito entonces los convierto en un problema más en mi camino hacia el éxito.

Mi salud actual es un problema. Físicamente estoy bien pero mi agotamiento mental lo tengo que resolver porque a medida que la empresa siga creciendo las presionas van a seguir creciendo.

Si lanzamos el producto en 13 países de Latinoamérica y hoy tengo 3 presiones, en ese momento voy a explotar. Por eso, uno se tiene que entrenar.

Nota del entrevistador: acá vienen tips para todo emprendedor : )

En la vida del emprendedor hay un entrenamiento que es conocer el producto que uno lleva adelante mejor que nadie, eso lleva su tiempo. Yo creo que hay mucha gente que sabe mucho de educación pero mi conocimiento de la video conferencia, enseñar por video conferencia, llega hasta el nivel de la obsesión. He investigado paso por paso lo que pasa con el alumno.

Después viene el conocimiento del mercado, cómo le vendo esto que conozco tan bien y que me parece espectacular.

Después viene el conocimiento de la gente que va a convivir con tu negocio, que son los inversores, los compradores, los proveedores, los partner.

Después viene la formación real del emprendedor. En Argentina si el emprendedor no es de acero se muere. Fracasa la empresa. No hay alternativa.

¿Cuántos hacen una startup con un millón de dólares en Argentina? Nadie. Todos salimos con un mango más, con un mango menos, con la misma plata. Vos tenés que fortalecerte, te tiene que importar poco si te llega una intimación porque te cortan la luz, que la familia a veces cuando estás empezando esté en contra. Te dicen: “Vos trabajabas en un lado y ganabas guita. Ahora me voy de vacaciones a La Plata (risas)”. Te tiene que importar todo poco. Tenés que mantenerte en tu burbuja y decir: “éste es mi proyecto, yo quiero ir hacia allá, y no ver el fin de ese proyecto nunca”.

A nosotros nos han cortado la luz, nos han cortado Internet, el teléfono, todo. Nos han llegado cartas de la DGI, empleados que nos han mandado carta documento, proveedores que no les hemos podido pagar. Todo eso te va a pasar pero siempre hemos resuelto las cosas. Nunca nos hemos escondido ni hemos tenido una actitud inmoral. Si no podías pagar en un mes, a los dos meses te ibamos a pagar. Todo te va a costar en Argentina, no hay una que te favorezca.

Después cuando te empiezan a salir las cosas cambia, el mundo ama a los héroes. La gente no valora el esfuerzo, el sacrificio, el compromiso que vos le ponés. Valora el resultado. Ve que saliste en un diario y ahí aparecen los amigos, las personas. Mis amigos me dicen: “vos estás lavando plata” (risas). No vieron cinco años rompiéndome. Yo pasé todas las etapas en una empresa hasta que llegué a hacer lo que yo sé hacer: la parte comercial. Cerrar negocios es lo mío. Estuvimos cinco años donde sí vendíamos pero no hacíamos cosas importantes. Cuando uno arma una empresa uno tiene que olvidarse en algún momento de sus fortalezas y atender todas sus debilidades. Manejar las debilidades tuyas a un nivel que se transformen en fortalezas. Yo era un desastre administrando plata, soy ahora un tipo metódico y ahorrativo. No compro nada si ya no tengo ya tres veces la plata en la cuenta. Antes no era así, como todo comercial, compraba y compraba.

– Me llamó la atención que Soloinglés haya nacido en el 2002 justo después de la crisis. Parece un poco loco pensarlo en ese contexto.

Ayer estuve sentado con un tipo que trabajaba en la Universidad de Yorktown dando clase. Lo descubro en mi Facebook, me generan una reunión y él no sabía que yo iba a la reunión. Cuando llego, me siento a hablar con él pero él no sabía mi apellido. Me dice: “empecé a hacer video conferencia en la Universidad en el 2002″. Yo no le pongo escala de valor al esfuerzo ajeno. Para mí todos los esfuerzos son tan valiosos como el mío. El tuyo, el de Alec Oxenford y el mío son iguales, tienen el mismo valor. Uno puede tener más guita que el otro, el de Alec seguramente generará más guita que los nuestros juntos (risas). Tus dolores no son menos dolorosos que los míos. Bueno, entonces el tipo hablaba hasta que me dice: “¿y vos qué hacés?”. Yo hasta el momento estaba callado, hablaba de cosas técnicas pero del resto no quería ni hablar porque sabía que el tipo estaba con un proyecto para enseñar inglés. Entonces le digo: “tengo una empresa de educación, hago videoconferencia desde el año 2002”. Me dice: “eso es imposible”. Le conté cómo hacíamos y ahí me dijo: “realmente me saco el sombrero”.

Yo era gerente de una empresa, vino la crisis, me quedo sin laburo y decido armar Soloinglés. Me junto con una gente, me diseñan la página. El modelo mío era muy sencillo. Voy a un locutorio y le digo: “quiero usarte las computadoras, necesito internet, que tengas buenos auriculares, buenos micrófonos y te pago por la hora”. Mi laburo era salir a vender los cursos. Los profesores iban al locutorio.

La fundación de mi compañía se hizo con 500 dólares. Con la presión terrible porque yo tengo familia. Si vos sos soltero la piloteás. Te vas a la casa de tus viejos y les decís que te banquen. Ahí aparece Carla en un aviso y la tomo a comisión. Noté que si yo seguía vendiendo, la empresa no resolvía sus conflictos y los clientes no quedaban conformes entonces había que trabajarla. No podíamos usar el libro de una editorial para dar clases, había que desarrollar contenidos propios porque esos libros no servían para enseñar por videoconferencia. Tuvimos que desarrollar contenidos.

Después nos mudamos a una primer oficina. La dueña tenía una oficina que la tenía como hace un año y no se la podía alquilar a nadie. Nadie alquilaba oficinas en plena crisis. Le faltaba el piso y los artefactos de cocina entonces yo le digo: “te pongo de aval mi auto y cuando me voy la dejo con la cocina terminada, con los pisos y no te pago depósito… y dame un mes de gracia (risas). Te firmo un contrato muy sencillo. Si no te puedo pagar un día me voy”. Así nos dieron una oficina en un edificio a estrenar excelente. Ahí estaba cobranza, ventas, todo. Después vino I-plan a instalarnos la conexión de fibra óptica que tenía y el edificio no le daba permiso para pasar los cables. Entonces tuve que hacerla yo desde la terraza hasta el noveno piso por un hueco de ventilación porque los tipos no querían asumir el riesgo si se lastimaba alguien. Los tipos no lo podían creer. La peleamos a un nivel increíble. Con Carla teníamos la convicción. La tomo como vendedora y después pasó a ser socia. Las cosas se fueron dando, pasaron mejores meses, mejores años.

– También la penetración de Internet fue creciendo …

No, sabés que nosotros tuvimos un gran acierto que fue cambiar de mercado, no la conexión. Empezamos desarrollando un producto pensando que el cliente natural iba a ser el Internet friendly de 25 a 30 años. Nos dimos cuenta en el momento de la crisis que todos esos no tenían plata. El mercado era de 35 a 50 años. Comenzamos a entrevistar abogados, gente que tenía el poder adquisitivo. Se había comenzado a liberar las cuestiones del corralito, comenzaban a recibir sus honorarios y ahí arrancamos. Creo que los primeros años vivimos gracias a los abogados.

– Leí en una entrevista que trabajan mucho con la gente del interior del país.

Nosotros habíamos hecho mucho marketing en el interior pero era muy dificultosa la cobranza. Nos pagaban un mes y después hacer la cobranza en el segundo mes no es como acá. Entonces comenzamos a ver que el tiempo que nos llevaba vender en el interior era mejor usarlo para cerrar con empresas. Empezamos a abordar las empresas y nos preguntaban si entregábamos certificados, cuáles eran nuestros avales ; cosas que nunca le preguntarían a un instituto, a nosotros nos preguntaban todo. Queríamos entrar a una licitación y nos pedían tres balances. En la dificultad uno se va haciendo fuerte, te forma el carácter.

– Ayer nos cruzamos algunos mensajes y ahí me comentabas que el emprendedor no tiene nada en particular excepto la fe en sí mismo. El problema es de dónde sale esa fe, esa confianza porque no todos la tienen y en ese sentido, te decía que es un plus.

Tiene que haber una cuota de sufrimiento. Yo no tuve una buena infancia, de todas maneras, uno no tiene que sufrir para tener fuerza. Creo que uno en algún momento tiene que tener esa energía de creer en lo que está haciendo, o sea, el hecho racional de decir “yo puedo cobrar 500 pesos trabajando ahí en Farmacity o puedo trabajar por 500 pesos trabajando en Soloinglés que es mi compañía.

¿De qué va a depender el sueldo? Me puedo morir de hambre en Soloinglés, no ganar un peso, pero si yo trabajo igual que si trabajase en Farmacity seguramente en Soloinglés ganaría 1000 pesos. A veces la gente cree que ser emprendedor es apostar a cagarse de hambre. Ahora, si vos decís: “yo soy mi propio jefe, me levanto a las 11 de la mañana, tardo 3 horas, me voy a tomar café…” bueno, es difícil que en Farmacity te den empleo y es difícil que tu emprendimiento funcione. Si vos vas a un empleo y trabajás de 9 a 18 andá al tuyo y trabajá de 9 a 18 pero trabajá en serio. No pierdas tiempo en el messanger, a hacer búsquedas, a ver cómo se dice la palabra Constantinopla en arameo (risas). Veo muchos emprendedores que los veo siempre en Facebook, conectados en el chat. Yo les pregunto: ¿cuándo salís a la calle? Porque los negocios están en la calle. Acá vos si querés tu plata tenés que golpear puertas y para golpear puertas necesitás salir de tu oficina o de tu casa o de lo que sea. A mí me encantaría usar jean pero yo sé que voy al gerente de una empresa y no puedo ir en jean, no puedo ir de chomba que dice: “funcking soloinglés” (risas). Hoy viernes, estoy sin corbata, pero vos me vas a ver siempre de traje y corbata porque mi laburo es la calle, yo salgo a vender. Hoy no vendo uno a uno, vendo a empresas lo cual me obliga a una venta con más requisitos porque el gerente de una compañía hace una inversión de ciento y pico de lucas para un año entonces tengo que ir con las reglas de él, no con las mías. Los negocios están en la calle y vos te vas a dar cuenta los proyectos que perduran en el tiempo son aquellos que el emprendedor está golpeando puertas, con mayor o menor personalidad. Hay gente que no es avasallante, gente que es más tranquila, más callada pero va y golpea puertas. Si vos le contás a 100 personas tu negocio en el mes, por ley de promedio, uno sólo de esos 100 te van a contratar. Si te quedás en tu casa no te van a llamar para que les cuentes. Por ley de promedio nada más, no hay que ser muy inteligente, no es que tenés que tener una preparación comercial. Hoy tenés todos los backs de data, entrás a Linkedin y ponés: “empresas de desagües cloacales” y te tira todos los gerentes de las diferentes compañías. El que no se mueve el culo y se queda en la casa no entiende el mundo de los negocios. Vos para ser emprendedor tenés que entender los negocios, aunque no los puedas llevar a al práctica eso es otra cosa, pero tenés que entenderlos. Entender es decir: “éste es mi sueño”. Ya es un paso diferente mi proyecto. Si vos creés que el sueño y el proyecto son lo mismo estás equivocado porque el sueño es: “me gustaría algún día poner una editorial dedicada a autores de argentina. Qué lindo, diseñar el logo”. Diferente es agarrar la computadora y empezar a diseñar el logo y después escribir una presentación de tu compañía. Esto ya empieza a ser proyecto. Agarrá esa presentación y salí a distribuirla por veinte personas que sean de la industria. Después que distribuiste esa presentación llamalos para ir a verlos. Una vez que los llamaste, empieza el pedaleo y si son veinte en la lista, hasta que no termines con los veinte, mi trabajo no terminó. Te van a pedalear diez veces, en la número once te van a dar la entrevista. Vos terminaste esa lista y te vas a dar cuenta que de esos veinte a alguno le vendiste. Terminaste de armar esto y te aseguraste que ya la plata está entrando en la empresa. Ahora vamos a tratar de generar una esctructura de gente para que en lugar de ser uno solo haciendo llamados busco un partner, un socio o alguien y ya somos dos llamando. Después buscamos a alguien que nos cuide los mangos, ya la plata está entrando. Después buscamos a alguien que desarrolle nuevos negocios. Ya ahí un proyecto empezó a ser un emprendimiento o una pequeña pyme.

Todo este proceso en Argentina lleva cinco años. Si vos decís: “yo ya estoy con Autores hace dos años”, dentro de tres años yo te digo: “este tipo ya tiene una empresa” aunque sean dos personas porque si ya resistís cinco años algo de plata le sacaste a esa compañía. Porque un año podés vivir, dos también, pero al tercero ya te dicen: andá a buscarte un laburo. Al quinto año en Argentina tu negocio toma una envergadura sola, por la acumulación de trabajo y eso pasó con Soloinglés. Soloinglés en el sexto año explotó. Le empezaron a salir todas. Antes llamaba a alguien por teléfono y me agarraba el de seguridad y me decía: “mire, al dueño no le interesa hablar con usted”. Le respondía: “Pero señor, pregúntele a él”. “No, ya sé que no le interesa” y me cortaba (risas).

El otro día había un tipo que no me atendía y le mandé un mail: “Hace dos meses que te estoy mandando mails para que me atiendas y no me atendés, decidí ahora si no me respondés los mails, si querés que yo sea un aliado o una piedra en tu zapato porque el negocio con tu compañía lo voy a cerrar igual. Si no recibo respuesta en las próximas 24 horas de este mail voy a alguien más arriba que vos”. Me contesta: “Andá a quien quieras, vos estás libre de sentarte con quien quieras pero si te interesa hablar conmigo el martes a las 16 horas te espero” (risas).

Esa gente existe, siempre te va a pasar, ese tipo que no te va a dar pelota pero también está el otro que te abre la puerta. Por ejemplo, el periodista que nos escribió la nota en el diario de Uruguay, me hizo el reportaje y esa nota la levantó el Guardián de Londres (The Guardian).

Uno hay cosas para las que no está preparado. Me escribe el periodista del Guardián: “Mr Llanos, mi nombre es Tony, yo soy escritor, sigo todo lo que es Latinoamérica, quiero hacerle unas preguntas para publicar en el Guardian”. Pensé, este es un tipo que quiere saber cómo funciona soloinglés. Le contesté despectivamente. Como los ingleses son medio cortos y flemáticos al tipo no le molestó pero yo fui muy desagradable. Me manda otro mail con más preguntas. Tres mails así. Yo una mala onda total. Me dice: “”mándeme una foto”. Le digo: “Lamentablemente en este momento estoy imposibilitado de sacarme fotos”. No le quería mandar nada, me pedía datos del negocio, facturación, etc. Me llaman al celular…. el editor del Guardián de Londres. No le creí. Le dije: “te voy a pedir por favor, para la información que me estás pidiendo, necesito que de la casilla de correo suya del Guardián me mande las preguntas”. Me dice: “el 16 de enero va a salir publicada su nota”. Pensé: “llego a abrir la boca y llega a ser una joda para videomatch…” No le dije a nadie y aguanté. El 15 a la noche el tipo me envía otro mail: “mi desconfiado amigo acá puedes ver tu nota”. Al toque, me envía un mail una persona que vive en Londres que me delira todo el tiempo, me dice: “vos vendés buzón, emprendedor argentino de qué, un emprendedor acá es una persona que su empresa vale más de 5 millones, etc”. Es un tipo que trabaja en una empresa, que siempre quiso ser emprendedor y nunca creyó en lo que yo estaba haciendo. Siempre con buena onda. Me manda un mail y me dice: “¿cuanto pagaste?”. Le digo: “nada”. “No te creo” me responde. Le reenvío el mail del periodista. Me dice: “estoy empezando a sospechar de Soloinglés”. Le pregunto: ¿por qué?. Me dice: “porque todavía no me atrevo a creer” (risas). Y así salió. Después la segunda nota en el Observador ya no era favor, la primera sí pero esta no, es relevante. Es la incorporación de Soloingés en 13 países, en total 17.

– ¿Desde el comienzo tenías la idea de una empresa regional o fue creciendo el proyecto?

Cuando abrí Soloinglés siempre pensé en una empresa global. Siempre quise ser el primer argentino emprendedor que lograba armar desde Argentina una empresa totalmente global compitiendo con empresas de cien veces mayor envergadura. Ese fue mi desafío. Después viene el tema de los celulares que eso aceleró mucho la globalización.

Sergio Rodríguez, de Trix e Ideando.Tv, dice que el dueño de la idea de los celulares es de él, te lo digo así lo ponés en la nota (risas). Coincidió y no sé si me dió la idea la verdad, que yo escuché una nota que Movistar estaba por lanzar banda ancha móvil y que Personal la había lanzado en junio. Esto venía con cuatro meses de atraso. Entonces fui a Movistar y le digo: “yo te ofrezco contenido para que vos puedas mostrarle al usuario final comprar la banda ancha y toma un curso de inglés mientras viaja en el subte, mientras toma un taxi. Y ellos me dicen: “¿por qué no lo hacemos por celular?”. En esa misma semana me manda un mail Sergio Rodríguez diciéndome: ¿no pensaste en enseñar por celulares? Pensaba: qué se enteró este pibe porque yo no tenía tanta confianza con Sergio. Pero se puede decir que Sergio fue la persona que me dió la idea de enseñar inglés por celular.

– ¿El sistema cómo funciona?

Soloinglés tiene dos líneas de producto muy marcadas que es videoconferencia en clases individuales, en clases grupales de 4 alumnos, de 8 alumnos y estamos armando una solución que tenemos muchas ganas de hacerla gratuita que es para 25 alumnos. Por eso nace Talkpipl, para que vos te inscribas y registrándote como usuario tomes clases de inglés en grupo numerosos. Es un proyecto de responsabilidad social, así nació y así va a seguir. En el transcurso del año se va a afianzar y se le va a dar la difusión que merece.

Después está el producto de celular que es un producto que se compone de muchos productos. Hay lecciones en las cuales se recibe mediante mensaje de texto expresiones idiomáticas. Hay lecciones que son, por ejemplo, con mensajes de texto y trivia donde el premio final termina siendo un viaje y una estadía a Londres. También tenemos video on demand, son videos especiales que nosotros hemos hecho, que se los puede descargar. Estamos desarrollando un Java para que la persona pueda directamente con un aplicativo en su celular tener todo lo que le pasaría si tuviera que viajar a Estados Unidos en un viaje de negocios.

– ¿Cómo un asistente?

Exacto. Es para verlo realmente porque es espectacular. Tiene, por ejemplo, la situación de avión y todos los carteles que vas encontrando en inglés. La situación de la Aduana. En el hotel, cómo hacer todo el trámite de registración. Si vas a comer, en el restaurant, qué tipo de comidas, qué cosas no pidas, etc. Después, por ejemplo, si tenés una actividad recreativa en el Museo de Arte de Nueva York entonces se te dice qué tenés que ir a ver. Estamos haciendo también un Java con las cosas más interesantes de Estados Unidos en las ciudades más importantes. Dentro de ese Java tenés las aplicaciones generales y después las de las ciudades. Si vas a Nueva York, le encargás al operador la suite de la ciudad. Si vas a Los Angeles lo mismo, Londres, etc.

El otro punto en el cual queremos terminar y en el cual estamos comenzando a trabajar fuertemente es como un canal de televisión, es una serie, tipo una novela y que es una parte en tu celular y una parte en tu televisor. Vas a ver en el televisor una “x” cantidad, como funciona Amanda O pero esta es una novela deportiva. Es una historia de una persona que es triatleta, que quiere correr el ironman de Hawaii.

– … es tu historia (risas).

Exacto.

– ¿Vas a ser el protagonista?

Sí, sí, con la limitación que tiene el pánico porque la historia se monta sobre mí. El ataque de pánico se gatilla cuando te suben las pulsaciones, cuando vos entrenás deportivamente. Tu mente te va diciendo: “vas a tener un infarto” y vos le tenés que estar diciendo todo el tiempo a tu mente: “no, no”. Todo ese proceso es inconciente. Imaginate que el Ironman son 3.800 de natación, 180 de bicicleta, 42 a pie.

¿Por qué me tomo a mí como modelo? Porque uno de las debilidades normalmente no habla. Hay mucha gente que tiene ataques de pánico, problemas de stress, síntomas como los míos y porque tiene miedo a la marginalidad laboral no lo dice. A mí me pasa que me han agarrado ataques de pánico cuando tenía que hablar en el acto de fin de año de mi hija. Tuve que hacer un esfuerzo para seguir hablando. Entonces hay muchas situaciones sociales donde te falta el aire, te da una puntada y pensás que te  vas a infartar. Eso llevalo al deporte y eso llevalo al desafío que logran muy pocas personas en el mundo que es ir a correr a Hawaii, que es el campeonato mundial de triatlón, sólo para deportistas de elite. La intención es generar una novela en inglés y en español mostrando todas las cosas que le pasan a una persona que no es profesional del deporte porque yo laburo. Va a durar como 40 capítulos y queremos usarlo para difundir Buenos Aires, queremos mostrar toda la Argentina, imágenes de diferentes paisajes. Viéndome nadar en el medio del mar, lagunas, corriendo en la nieve, escalando montañas. Todo lo que tiene que ver para que la persona que compra el contenido afuera, primero, pueda aprender un idioma porque de todos sus contenidos se van a desprender cosas para enseñar ya que no es una novela para que vos te diviertas. La técnica es un poco documentalista, no va a haber mucha acción ni mucha interacción entre la gente sino una especie de relator en inlgés y en español que va a ir contando todo lo que va ocurriendo con el modelo de ESPN que a mi me gusta mucho de transmisión de deportes. Esperamos mostrar el camino para que el idioma se pueda acercar a la diversión. Por eso en la gacetilla mía de prensa decía: “el éxito de nuestro laburo va a ser acercar la educación al entretenimiento”. Ese es el modelo de negocio mobile de Soloinglés. Si logramos eso va a ser un éxito, si no lo logramos va a ser un curso de inglés más de los tantos que hay en el mundo.

– ¿Estarían en todos los celulares o tendrían que tener alguna característica especial?

Tiene que tener la posibilidad de tener algunas cosas, va a funcionar sobre Java, otras las vamos a preparar para que puedan funcionar en flash, windows mobile o java mismo. Pero la intención es que pueda funcionar en todos. Esta novela va a ser un standard, como si fuese un mp4, que va a funcionar sobre todos los que puedan reproducir mme (multimedia). Ese es el objetivo, el proyecto para el año. Falta mucho para darle forma a este producto porque nosotros creemos que las primeras instancias para marcar el éxito son claves.  Si nosotros lanzamos este producto en Argentina y es un fracaso, después se va a complicar.

Creemos que la historia, más allá de que sea yo la persona que la va a actuar, va a tener mucho de condimento que nosotros entendemos que es la filosofía de soloinglés que queremos transmitir: superarnos contra viento y marea, contra cualquier obstáculo, ponerte un objetivo e ir a cumplirlo, superarte. No hay gente que nace fracasada y gente que nace exitosa, eso es un estado mental, es tu perseverancia, es tu decisión, es tu compromiso con lo que hacés en todos los órdenes: el deportista, el emprendedor de internet o el padre de familia. Si uno se supera va a lograr su objetivo. Si uno se queda esperando que alguien le haga la tarea fácil la mejor idea va a ser un fracaso. La historia de esta novela pretende demostrar eso, más allá de que a mí me encante el triatlón (risas).

– ¿En otros idiomas pensaste en replicar el modelo? por ejemplo a la inversa, enseñar español.

Español estamos trabajando. Durante el año va a haber un “soloespañol”, no con ese nombre porque ya está registrado el dominio.

El orden de prioridades es: primero celulares, segundo, talkpipl y tercero, español. Eso va a suceder durante este año. Con el español vamos a mostrar la cultura latina pero no la de las maras sino la cultura latina desde el tango hasta los aztecas que bailan al costado de la catedral en el Zócalo en Méjico. Todo ese tipo de cosas. Queremos difundir otros países, fútbol…

– No sólo quedarse en el negocio …

Claro, Soloinglés es una empresa de educación y siempre llevado a contenidos educativos, no es que nosotros vamos a hacer Los Pells. Esa no es nuestra visión. El viejo estereotipo de la señora mayor, con el pelo al costado que enseña con cara de seria, eso no es el idioma inglés. El inglés son todos los turistas que tienen muy buena onda, que vienen a Argentina y quieren conocer gente, pasarla bien, divertirse. Y el argentino no es el que va a robar a España. Nosotros queremos mostrar en el mercado europeo y en el mercado americano que hay otro latino, un latino culto, universitario, educado, cosmopolita que no es el que va ilegal a Estados Unidos.

– Respecto a Palermo Valley, ¿qué balance hacés del año pasado?

Yo conocí a una persona maravillosa, increíble. Fui a un PV y se enteró que era corredor entonces me dice: “me gustaría prepararme para correr una carrera”. Los 10 km endeavor del año pasado. La empecé a ayudar a entrenar. Esta persona es Vanesa Kolodziej que me invitó a formar parte de los coordinadores y yo felíz de la vida.

Palermo Valley tiene que ser el primer proyecto argentino, esa es la ilusión que tenemos, en serio, de una red de emprendedores. No importa quién sea el coordinador, me voy a ir yo en algún momento y vengas vos tal vez. Nosotros queremos encarnar o crear una comunidad de gente del mundo tecnológico donde todo el mundo tenga un espacio para contar qué está haciendo. Ese es el desafío de PV.

Nosotros hemos formulado un proyecto muy amibicioso, regional de PV para el año 2009. Creemos que el éxito de PV va a ser integral, que todo el mundo tenga su espacio, que sea un lugar de negocios, de aprendizaje, de sinergia. Lo que tiene que quedar es PV. En un momento, por ahí me retire o se retire otro integrante y va a venir otra persona que tiene que entender que unidos podemos ser Silicon Valley. Cada uno por su lado, donde vos por ejemplo hacés una cosa copadísima pero en Argentina no te publican un artículo, ni en un blog entonces así no vamos a ningún lado. Yo admiro mucho la comunidad internetera española donde compiten mucho pero se ayuden, dialogan, se difunden y son muy cerrados. Andá desde Argentina u otro país a tratar de competir con ellos, sabés como se cierran. Nosotros no tenemos eso. Chile lo mismo, es increíble lo que está haciendo, ha creado una comunidad donde todos se ayudan. Vos querés comprar idioma, para qué vas a ir afuera, comprame a mí. Yo compro diseño, para qué voy a contratar un diseñador externo. Los nuevos diseños de soloinglés los hizo un integrante de Palermo Valley. Yo puedo contratar a uno de Estados Unidos o de España pero compre argentino. Creemos una red argentina que sea grande. Hoy PV son 300 o 400 emprendimientos que no es poco. Si hubieran 300 o 400 tipos que entendieran el concepto de: “comprá acá” o asociate con el que está acá, no salgas a buscar un socio afuera y armá un emprendimiento. A mí me encanta, es mi proyecto de responsabilidad social.

A mí se me hizo muy difícil son soloinglés porque por atrás no tuve a nadie que me ayudara y siento que podía haber quedado en el camino muchas veces y que eso no es lo que le tiene que pasar obligatoriamente a la gente porque de que te llenen de trompadas no aprendés. Sí un golpe, la vida te da golpes, los negocios te dan golpes pero no que cuando querés dar un paso, tenés una ilusión y tenés ganas de trabajar, te la hacen muy dura. Palermo Valley es eso y, por suerte, crecimos mucho.

La plata que se junta es sólo para los costos del evento, nadie gana un peso.  Termina el evento y la caja de PV queda en cero. El próximo evento vamos a recaudar de nuevo. Nosotros le damos la posibilidad de que en cada PV haya un emprendedor que cuente su historia, desde los consagrados y de los tipos que están iniciando o de los que están en la mitad. Ahora estamos pensando en eventos más chicos, más resumidos para que vos puedas contar tu historia  a un público más afín con lo que estás haciendo. Cada seis semanas un evento grande y cada tres un evento chico de 40 personas, tipo desayunos de trabajo. La intención ahora es hacer los PV del interior, de Rosario, Córdoba, Mendoza, Bahía Blanca, etc.

Nadie es el dueño de Palermo Valley. No es mi evento ni para promocionar mi empresa. Yo siento que se puede marcar un camino para la comunidad tecnológica. Obviamente siempre va a haber la gente que quiere que las remeras sean violetas, críticas continuas, pasa siempre pero es divertido. Se han generado empresas, empresas han recibido capitalización, emprendedores que se han asociado entre sí, otras que han tenido más atención, es una muy buena vidriera. También aparecieron Montevideo Valley, Tequila Valley, en Perú hay una iniciativa, en Ecuador otra.

– Como te comenté, me enviaron algunas preguntas por Twitter y Facebook. La de si eras Dios no te la voy a preguntar (risas)

No, no … soy sólo un emprendedor. La fórmula más importante para tener éxito es trabajar. Vos podés ser el genio de los títulos pero si no trabajás, si no tenés autocrítica no pasa nada. Salí a la calle y golpeá una puerta. No hay nadie iluminado. Yo el año que viene puedo estar fundido y soloinglés ser el fracaso más grande del mundo.

– Además la misma idea la pueden tener muchos pero de ahí a llevarla a la cabo exitosamente es totalmente distinto.

Claro, mejor que haya millones que tengan la misma idea. Hoy me está yendo bien pero el que viene puedo estar fundido. Nadie la tiene atada. Soloinglés es todavía una empresa endeble.

– Con la crisis qué expectativa tienen, ¿va a crecer?

Yo creo que la crisis es un estado mental, es como el éxito. Hay gente que eso le da la justificación para no hacer. Si vos vendés en Argentina 100 pesos y por la crisis te compran la mitad. Entonces ¿qué tenés que hacer? ¿te quedás llorando? No, andá a Uruguay y vendé el 10% del 50%, andá a Perú y vendé un 10%, andá a Chile y así vas llegando al 100% que vendías. Encima tenés la ventaja que abriste mercados nuevos. Cuando la crisis pase vas a vender el 200%. Entonces si vos tenés ganas de trabajar vas a buscar la manera. Yo no puedo frenar mis ilusiones, mis proyectos o la vida de los empleados míos por la crisis. Vos querés comprar el argumento de la crisis y lo vas a comprar. Vos podés decir: “la gente ya no quiere leer, la gente ya no compra libros en papel”. Y hay otros que van a inventar un libro como Harry Potter. ¿La versión electrónica de Harry Potter se vendería como el papel? No, porque la gente quiere comprar libros en papel. Si a vos te dicen te vendo el PDF a 10 dólares y el libro a 40 dólares, vas y comprás el libro en la librería.

Yo no compro argumentos, no me los compro a mí mismo ni le compro a los demás. Que hay una realidad que va a haber empresas que se van a caer, que va a haber gente que se va a quedar sin trabajo es cierto pero mi realidad es que yo tengo que seguir adelante contra viento y marea. Si me tumba la crisis es que no soy tan bueno. Y decile al que preguntó que si me tumba la crisis ahí se nota que no soy Dios (risas). De todas maneras sin ser Dios no me va a tumbar la crisis.


Si querés conocer más a Rodolfo Llanos y su pensamiento sobre el emprendedorismo y el éxito te recomiendo este post: http://www.soloingles.com.ar/blog/?p=321

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: